Bienvenido a Alto Refugio  
Ud. no se ha registrado! regístrese para checar sus mensajes.

fortaleza

Una mente errabunda y dubitativa

Resumen del Capitulo 9 , del libro El campo de Batalla de la mente,joyce Meyer

Publicado el 31 de Marzo del 2011

INTRODUCCION

1 Pedro 1:13
13Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado

Se comentó que una mente demasiado ocupada es anormal.

Otra condición anormal de la mente, es que este vagando por todas partes

La incapacidad para concentrarse indica ataques mentales del diablo.

Mucha gente ha pasado años permitiendo que sus mentes divaguen porque nunca han aplicado los principios de la disciplina en su vida intelectual.

Sin embargo la incapacidad para concentrarse puede deberse a tantos años de permitir que la mente haga lo que desee, cuando quiera hacerlo.

También la incapacidad de concentrarse puede ser deficiencia vitamínica

La fatiga extrema también puede afectar la concentración. Satanás puede atacar tu mente cuando estás muy cansado pues sabe que es mas difícil resistirlo en esos momentos.

Satanás quiere que aceptemos pasivamente cualquier mentira que nos cuente.

Con frecuencia la dificultad para comprender es el resultado de una falta de concentración. Cuando leo un pasaje de la biblia me ha pasado que paso mis ojos por las letras pero no comprendí lo que leí, porque mi mente estaba vagando por otro lado. Como no me concentré en lo que hacía, fallé en comprender lo que estaba leyendo.

A menudo el problema real detrás de la falta de comprensión es la falta de atención, causada por una mente distraída


UNA MENTE ERRABUNDA

Eclesiastés 5:1
1Cuando vayas a la casa de Dios, cuida tus pasos y acércate a escuchar en vez de ofrecer sacrificio de necios, que ni conciencia tienen de que hacen mal.

Creo que la expresión “cuida tus pasos” significa “no pierdas el equilibrio o te salgas de la senda”.

La ampliación de la frase indica que uno permanece en la senda, manteniendo su mente en lo que está haciendo.

Hay que buscar siempre concentrarse y no dejar que nuestra mente no se vaya donde le plazca, cuando lo desee.

El diccionario define “errar” como: “Andar vagando de una parte a otra. 2. Divagar el pensamiento, la atención etc.“; vagar, desplazarse sin propósito determinado

EJEMPLO

Puedes estar sentado en la iglesia y estar escuchando al predicador y estar deleitándote en la predicación y de repente se distrae tu mente y luego reacciones y no recuerdas nada de lo que se ha predicado.

Recuerda en el campo espiritual la batalla es en la “mente”, recuerda que es ahí donde el enemigo “ataca”.

El diablo sabe que aunque una persona vaya a la iglesia, si no puede concentrarse en lo que se está diciendo, no recibirá ningún beneficio.


UNA MENTE DUBITATIVA (Que implica o denota duda)

Marcos 11:23-24
23 De cierto os digo que cualquiera que diga a este monte: "Quítate y arrójate en el mar", y no duda en su corazón, sino que cree que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho 24Por tanto, os digo que todo lo que pidáis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.

Cuantas veces no nos hemos preguntado lo siguiente:

¿Será que mi hijo traerá buenas calificaciones?

¿Cuántas personas vendrán al estudio a la iglesia?

¿Será que tenga el dinero para cumplir con este compromiso?

El diccionarios lo define como una "sensación de perplejidad o duda y estar lleno de curiosidad o duda”.

Es mejor orar y creer que lo recibirá en lugar de expresar duda

Es mejor creer que mi hijo tendrá buenas calificaciones en lugar de preguntarme que calificaciones tendrá mi hijo.

Mejor que preguntarme cuanta gente vendrá al estudio bíblico, es dejarle el “asunto al Señor” y creer que todo estará bajo su control y que todo obrará para bien de acuerdo a sus propósitos.

Preguntarse las cosas deja a la persona deja a la persona sumida en la indecisión y la indecisión causa confusión.

Preguntarse, la indecisión y la confusión impide que una persona reciba de Dios, por fe, la respuesta a su necesidad u oración.

Observa que en Marcos 11:23-24 Jesús no dijo: “Todas las cosas por la que oréis y pidáis, preguntaros si la recibiereis”. En vez de eso, El dijo: “Todas las cosas por las que oréis y pidáis creed que ya las habéis recibido, ¡y os serán concedidas!”

Como creyentes debemos creer y no dudar.

Comentarios